Modelos de farmacias en Europa

El mundo de la farmacia está convulso, como seguro que muchos de nuestros lectores ya saben. La crisis, y la presión de determinados actores del mercado por la liberalización de servicios profesionales, incluyendo el rentable sector farmacéutico, están motivando movimientos legales y controversias más o menos encendidas en los países del arco mediterráneo, que comparten un mismo modelo farmacéutico.

En todos ellos, pese a las diferencias, hay dos aspectos en común: la propiedad de la oficina está restringida al farmacéutico, y la venta de medicamentos, incluyendo los OTC, severamente controlada. Y es precisamente en estos dos pilares de la farmacia mediterránea dónde se concentra el grueso de los debates.
En el primer punto, la titularidad de las farmacias, en Portugal, España, Francia, Italia o Grecia sólo puede estar en manos de un profesional titulado de la farmacia, en mayor o menor porcentaje. El debate en este punto se centra en la idoneidad de acercarse o no al modelo del Norte de Europa, dónde la titularidad de una farmacia está abierta en mayor o menor medida a capital no farmacéutico.



Sin dejar de estar gestionadas por profesionales de la farmacia, en el Norte de Europa, sobre todo en Reino Unido, las grandes cadenas de farmacia se han introducido con fuerza en el mercado. Para los representantes de las agrupaciones profesionales de farmaceúticos del Sur de Europa, esto implica un problema, y es que abrir las farmacias a capital multinacional implicaría la eliminación de la pequeña farmacia, y en un acusado descenso del número de farmacias por habitante.
En definitiva, que la atención farmaceútica, trabajada por los profesionales desde la oficina de toda la vida, sería la gran perjudicada. De hecho, en los países del Este de Europa, dónde la liberalización fue total, ya se está legislando en la dirección contraria.

En cuanto a la venta de medicamentos sin receta, u OTC, las opiniones también están encontradas. Las grandes superficies, están presionando para vender medicamento sin receta fuera de la farmacia. En Francia, actualmente, se está discutiendo esta legislación.

De igual manera, se presiona para abrir la venta de OTC por Internet, un mercado de gran tamaño en otros países. Para los farmacéuticos de los países mediterráneos esta liberalización de la venta de OTC plantea un problema de salud pública, ya que aumentaría el abuso y mal uso de los medicamentos, junto con los abusos y engaños en su comercialización.

De hecho, en aquellos países en los que no existe, los farmacéuticos , sin oponerse a la venta libre de OTC, reclaman la redacción de una tercera lista, que incluya aquellos medicamentos sin receta que no pueden ser vendidos fuera de una oficina farmaceútica.

El debate está, por tanto, abierto, y parece que seguirá encendido aún un buen tiempo. En España, sin ir más lejos, el anteproyecto de ley que proponía abrir la titularidad de las farmacias a no titulados ha enfrentado al Ministerio de Salud con el de Economía.

Eso sí, si lo que buscamos es la opinión del paciente, la cosa parece clara. Los farmacéuticos ocupan el tercer puesto entre los profesionales más valorados en Europa. Y si hablamos de España en concreto, el segundo. Sin duda, algo a tener muy en cuenta a la hora de replantearse el actual modelo de farmacia.

1 comentario:

  1. La ventaja de las grandes cadenas de farmacias es que aumentan la competencia de las otras, entonces, aumenta la calidad de los servicios y todos salen beneficiados. Hay que recordar que sin competencia es más dificil la mejora contínua.

    ResponderEliminar